top of page

¿Te ocupas o te preocupas?

Actualizado: 13 may 2020



Las personas pasamos por muchos momentos de preocupación a lo largo de nuestra vida y es algo que nos impide ser felices, por ello es importante que encontremos maneras que nos permitan salir de ese estado.


La preocupación nos hace sentir inquietos generando negatividad, ansiedad y miedo. Nuestra mente está dándole vuelta a lo mismo una y otra vez de forma aparentemente incontrolable, y nuestra atención se queda enganchada en pensamientos o imágenes cargados de sensaciones negativas que nos producen malestar.


Cuando nos preocupamos por algo y esa preocupación nos ayuda a buscar y encontrar soluciones, se presenta como muy útil. Sin embargo, si preocuparnos nos paraliza entonces no sirve para nada.


Algunas cosas que podemos hacer para eliminar las preocupaciones son:


1. Definir la preocupación. ¿Por qué me preocupo?, escribir las preocupaciones es muy importante para clarificarlas en nuestra mente.

2. Preguntarnos en relación a cada preocupación: ¿Hay algo que puedo hacer al respecto?. En el caso de que no podamos hacer nada, preocuparnos no es constructivo porque nada va a mejorar.

3. Si podemos hacer algo ahora, lo mejor es hacerlo. Si no puede ser de forma inmediata, podemos planificar cuándo, dónde y cómo vamos a abordar el problema. En estos casos y cuando necesitamos ayuda para realizarlo, seguir un proceso de coaching puede ser muy efectivo.

4. Cuando no podemos hacer nada, es importante intentar eliminar la preocupación. Para ello podemos:


- Hacer ejercicio: nos ayudará a que la mente se libere de pensamientos erróneos.

- Realizar juegos mentales: rompecabezas, crucigramas, recitar un poema o una canción, contar hacia atrás, silbar...

- Concentrarnos en lo que hay a nuestro alrededor para salir mentalmente hacia afuera, por ejemplo hacer cuentas con los números de las matrículas...

- Meditar es otra opción muy interesante porque nos ayudará a calmar la mente, a relativizar y a controlar los pensamientos

- Si nos cuesta dejar de preocuparnos podemos dedicar una hora determinada del día a ello, sólo esa hora.

- Hablar con alguien que nos transmita positivismo nos puede ayudar a ampliar nuestra perspectiva de los problemas y a encontrar posibles soluciones.

- En vez de imaginarnos problemas, pensemos en las posibilidades que hay en nuestra vida.


"En vez de preocuparnos es mejor ocuparnos"

69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page